Ha sido un año cargado de problemas de todo tipo y de muchas emociones. Pero, sobre todo, de ganas de seguir luchando con energía por este proyecto tan bonito. Son muchas las veces que utilizo el plural de modestia y hablo por todo mi equipo. Esta vez pasaré a la primera persona, para expresar bien claramente mis opiniones y sentimientos. Este proyecto salió de mi necesidad hace unos años de mostrar al mundo las ganas de vivir (el mejor video eso está aquí), y cada vez que ha habido un problema, parece que hay una fuerza oculta que aparece y apoya a que esto siga avanzando. Permitidme compartir algunas de las verdades ocultas

El sistema. Han sido muchas horas de desarrollo, tanto por la programación como la generación de la base de datos. En estos momentos son más de 5.000 usuarios registrados (con un 42% de de retorno) que utilizan el coaching de la variedad (con más de 72.000 factores y 12.000 cambios) que no para de crecer pues los registros dinámicos de los usuarios se analizan y se incluyen al sistema si parecen procedentes.

Las visitas. 79.902 visitas en total, con 238.090 páginas visitas en estos doce meses. Sin apenas inversión en publicidad (no más de 4.150€) se ha mantenido un flujo de usuarios constante que hacen que nuevos usuarios se vayan incorporando al sistema. Además, más de 1.050 invitaciones enviadas.

Los usuarios de más de 26 países (España, Argentina, México, Colombia, Perú, Venezuela, Chile, … por orden de número de usuarios) han creado más de 12.000 ruedas de la vida, seleccionado más de 21.000 factores y se han marcado más de 14.000 cambios, por lo que las estadísticas empiezan a tomar cierto cuerpo. El factor más seleccionado es “Que yo sea estable” en un 11,5% de los casos y el cambio más seleccionado “Buscar una pareja con unas características determinadas” con el 10,96% de los usuarios. Son además 636 usuarios los que han añadido la aplicación de Facebook que permite consultar la Rueda de la Vida en su perfil.

    La marca. Autocoaching es una marca comercial que decidí registrar unos años atrás. Me parecía el título ideal para el libro que escribí y me gustaron las posibilidades de experimentar con el trabajo de patentes y marcas, que era un área que no había practicado nunca. Comencé con registros sencillos y seguí trabajando con los abogados de Alejandro Falcón y Asociados para establecer un planteamiento coherente que me permitiera crecer en un futuro en todo el mundo. Pero una vez hecho el proceso formal y legal y haber gastado mucho dinero comenzó mi lucha por la defensa de la marca, y de buenas formas empecé a mandar algunos mails y hablar con muchas personas del uso que hacían de mi marca. Existe un comentario en el blog que explica claramente que es simplemente una marca y no es ningún caso un concepto existente en nuestro lenguaje (igual que existe easyjet y nadie piensa que es volar fácil). Pero parece que hay gente que no entiende las cosas a las buenas, y pese a que no es mi estilo, serán ahora mis abogados quienes se encarguen de poner un poco de orden en muchas personas arrogantes que he encontrado que se atreven a dar clases magistrales de derecho mercantil, sin ni quisiera saber de la misa a la media. Para empezar, el hecho de que esté concedida la marca en toda Europa y otro medio mundo, es indicador de que no es una palabra genérica. Así que ahora habrá que respetar la marca, y dejar de mezclarla con cartas natales o la naturaleza, porque rompe por completo el concepto del coaching de la variedad que tanto trabajo ha llevado.

    El equipo. Han existido bajas y altas, pero siempre he podido contar con las mejores personas que han sabido apoyar el proyecto de principio a fin. Desde aquí mencionar la pérdida de mi socio inicial, Leonardo Antolí, que decidió no continuar con el proyecto por problemas personales. Ahora contamos con personas en nómica y equipos externos. Mencionarlos cabe: en las tareas de gestión (Ruiz-Ayúcar Asociados y Cobos), desarrollo (Jonathan Torres), derecho (Falcón y asociados), maquetación y diseño (E-Cliente y Studiodisseny), Traductores (Bárbara Álvarez, Drew Crosby, Irene Cestau, Lorenzo Giangrande, Ranja Radwan), Psicólogos asociados (Lucía Fernández y Miguel Buzeta) e impresión final (Printeralia). Muchas gracias a todos.

    La prensa. Desgraciadamente estoy en un país en donde interesan más tonterías del ámbito sexual de los futbolistas o el último vestido de una princesa que una herramienta que apoya y ayuda a las personas a conseguir lo mejor de sí mismas. He contado con un limitado apoyo de una agencia de marketing, pero la presencia es prensa no ha sido nada visible. Esperemos que esto cambie en un futuro y se consiga difundir el Autocoaching como se merece. Desde aquí, mi completa disponibilidad para cualquier entrevista que se quiera incluir en cualquier medio, y en este documento de Preguntas Frecuentes se explica hasta la última esquina de Autocoaching.

    Los ángeles. Sin duda hay personas que mencionar, como Manuel Seijó, Álex Rovira, Esther Pedraza o Ana Mañas, que han apoyado en los eventos más importantes de presentación, y que sin duda merecen un agradecimiento especial.

    Mi opinión. Lo cierto es que he visto de todo. Hay mucho coach escéptico que mira el proyecto de reojo y que no lo acaban de entender. Afortunadamente el coaching sigue creciendo en España de forma imparable, pero desgraciadamente, existen muchas personas que hacen cualquier “cursillo” de coaching y se ponen en arenas movedizas de forma poca profesional. Esperemos que se pueda ir poco a poco mejorando la calidad del servicio, y que desaparezcan todos los aprovechados del momento que no hacen mucho bien a toda la potencia del coaching. El coaching ha llegado aquí para ayudarnos, y esta web para facilitaros todo.

    El futuro... ya está aquí. Y hoy para celebrarlo incluimos la tan esperada versión en inglés. Aceptarnos los fallos menores en los que estamos trabajando, y enviarnos todas las sugerencias posibles.

    Muchas gracias a todos.

    Primer aniversario


    IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft.


    Pin It on Pinterest

    Share This