Parece que hay que explicar las cosas. Vayamos a la RAE y veremos que una marca comercial es: “marca de fábrica o de comercio que, inscrita en el registro competente, goza de protección legal”. Y ahora veamos la siguiente figura:

Registro marca Europea

¿Y esto qué quiere decir? Que Happiness Play (antiguo Autocoaching) (o auto coaching, ya que es lo mismo fonéticamente) es una marca y como tal tiene unos derechos adquiridos. Ahora es cuando vienen los eruditos del entendimiento y no paran de decir que es una palabra genérica. Que no… que no lo es… que es una marca otorgada, aquí y en medio mundo (Europa, EEUU, Canadá, México, Venezuela, Brasil,…). Y hasta la fecha, nadie se ha opuesto a la misma.

Por favor, hasta he visto un libro que ha publicado ese nombre en la portada sin mi consentimiento. Tendrá esta semana una orden judicial para con unas medidas cautelares urgentes, ser retirado de todas las librerías. Os rogaría no perder el tiempo, porque coaching es una palabra inglesa, y se puede decir self-coaching o autoconocimiento o autoayuda sin problema alguno. Pero Autocoaching® requiere de nuestro consentimiento. Que nadie tenga ningún problema en pedirlo si está realizando una buena práctica y se apoya en nuestra herramienta o metodología.

Estoy aburrido de que algunos se quieran aprovechar de la marca. Ha costado mucho tiempo y dinero generar una herramienta seria con una metodología muy trabajada. Ahora no andaré de buenas maneras. Quiero dejar bien claro que me supone una infracción económica cualquier violación de la misma, y que obraré con los sistemas judiciales que nos han otorgado a los ciudadanos.

Estamos trabajando mucho en dar a conocer el coaching, y esperamos que entre todos entendamos las cosas un poco mejor. Muchas gracias.


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft.


Pin It on Pinterest

Share This