Estoy aburrido de que me tomen por tonto. Y algo debo tener haber hecho en otras vidas que en esta me está tocando luchar demasiado para tener justicia. Primero fue en Valencia, donde unos magistrados o bien fueron comprados o bien son retrasados mentales, porque no saben ni distinguir un tiro parabólico en una colisión (soy consciente de lo que acabo de escribir, y como ingeniero lo puedo demostrar públicamente y objetivamente). Ahora tienen una demanda interpuesta por sus falacias, y llegará hasta el tribunal superior si es preciso. He aprendido a tener paciencia. Ese fue el origen del proyecto de Autocoaching, bien explicado en este video que ya he subido una vez:

[youtube=//es.youtube.com/watch?v=DP7_z3uVMsw]

Pero esta semana ha vuelto a pasar. En la resolución del recurso de alzada interpuesto contra la marca nacional Silvia Pallerola-Autocoaching-el arte de vivir tu propia vida 2769864. nº 2769864, en donde unos curiosos de la OEPM confunden el uso que hace esta mujer de su marca con la intromisión continua que hace en la mía. Ahora resulta que Autocoaching les parece genérico (¿y por qué se ha concedido la marca a nivel europeo por la OAMI?), y que esta mujer hace cosas que no vulneran mi marca (¿y por qué no anuncia sus cursos con su marca completa y la simplifica todo en una palabra que resulta que es mi marca?).

Bien, pues a seguir luchando por cosas obvias, así que ahora nos vamos al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en donde presentaremos las pruebas que se están haciendo contra nuestra marca y pediremos daños económicos por aprovecharse de nuestra marca. Los notarios ya han tomado nota del uso actual que se está haciendo. Además, uno de los primeros pasos va a ser cerrar el dominio Autocoaching.net, por entender que infringe mi marca. Autocoaching.com ya está cerrado, y pese a que no es nuestro estilo, lo haremos por las malas con tantos como corresponda.

La marca Autocoaching es única. Y es un método y empresa que tiene unos valores y principios muy claros. Y quien intente confundirlos, tendrá que verse en los tribunales, porque parece que a las buenas no se hace entrar en razón a nadie.


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft.


Pin It on Pinterest

Share This