Muchas son las empresas que buscan la felicidad de sus empleados para tener mayor productividad, pero en muchas ocasiones no saben ni por dónde empezar. Otras creen haber dado con la fórmula de la misma simplemente porque hacen estudios millonarios, aunque a la hora de la verdad, resulta un marketing engañoso ya que no saben ni cómo llevarlo a la práctica internamente.

Decía Aristóteles que todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pero en cuanto intentamos aclarar cómo podemos serlo, empiezan las discrepancias. Nos encanta escuchar fórmulas mágicas o consejos enlatados, pero con la edad, todos llegamos a la conclusión de que sólo sirven para levantarnos el ánimo temporalmente.
Tras muchos años de investigación, desde Happiness Play (antiguo Autocoaching) mostramos a las empresas como enseñar a sus empleados una metodología que les apoye a conseguir la felicidad con los recursos que existen dentro de cada uno. Un completo método que aporta todos los ingredientes necesarios para que cada persona pueda transformar la energía de sus quejas en otra más productiva que les impulse a la acción para realizar los cambios necesarios. Para no caer en el olvido, la Aplicación Happiness Play les acompaña en el camino del día a día, pero sabiendo que la felicidad es responsabilidad de cada persona.

Algunas empresas, como es este caso de Las Rozas Village (Value Retail) han confiado en nosotros para conseguir aumentar la motivación de sus empleados y proveedores (que son los responsables de las distintas tiendas del centro). En Noviembre de 2010 a solicitud de Carlos Alonso (Retail Director en VALUE RETAIL), un ejecutivo preocupado por la felicidad de su equipo y por la de sus clientes (más de 100 marcas de primera línea),  se realizó un análisis de las acciones formativas y de apoyo a realizar con los recursos de tiempo disponible. En base a ello, se marcó un plan que incluyó las siguientes fases:

  • Primera interacción en dos ponencias de una hora en la que se presentó a más de cien personas la metodología y las claves fundamentales de la responsabilidad de cada persona ante la felicidad. En esta primera interacción se mencionaron los dos componentes necesarios para la gestión del cambio: el valor para comenzar el cambio, y el compromiso para mantenerse en la acción y conseguir el resultado deseado.
  • Una segunda intervención con una formación de medio día en grupos de 50 personas y en la que se presentó en detalle la Metodología Autocoaching con la idea de motivar a las personas a dejar la queja a un lado, y a motivarse personalmente para comenzar a realizar cambios que repercutieran en su propio beneficio y en el de los compañeros.
  • Una última formación en la que pudieron comprobar un caso real en la práctica y en donde trabajaron de forma personal todos los puntos necesarios para que nunca falle el compromiso para conseguir los objetivos marcados. El compromiso, en resumidas cuentas, de buscar un estado propio de mayor felicidad.

 

Sin consejos de qué es bueno y qué es malo. Sin fórmulas ni pastillas mágicas de las que muchas veces vemos en televisión. Sólo con el compromiso de que cada uno tiene que tomar las riendas de su vida, sobre todo profesionalmente en estos entornos, y no generar relaciones tóxicas que perjudiquen a su empresa o a su entorno.

En pocos días contarán con la nueva versión de la Aplicación Happiness Play, que les ayudará a tener presentes sus compromisos, para poder así trabajar en su felicidad día a día.

Algunos de los comentarios de los alumnos:

  • “Muy interesante para vivir el día a día más positivo y feliz”, Virginia
  • “Hacer más actividades de este tipo”, Carmen
  • “Todo fue perfecto, muchas gracias. Aprendí voy a ser feliz y sonreiré mucho!!!”, Jenny

Más información de Autocoaching® en admin@autocoaching.es


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft.


Pin It on Pinterest

Share This