¿Pero qué es eso de Mide la Felicidad? ¿Por qué intentan justificar eso de medir la felicidad? ¿Se puede medir la felicidad? La felicidad no se pueden medir porque no son magnitudes físicas. No se pueden igualar y mucho menos sumar, tal como las magnitudes (lo sabe hasta un niño pequeño). Pese a ello existe el índice global de felicidad, una publicación anual de las Naciones Unidas que mide la felicidad en muchos países, basándose en diversos factores, como el PIB per cápita.

Da igual si lo llaman medir la felicidad organizacional, medir el grado de felicidad de las personas, medir el grado de satisfacción de felicidad de los colabores, medir cuánto de felices están los colabores… ¡no somos máquinas! El clima organizacional se lleva años gestionando desde la psicología industrial, y ahora vienen algunos “supuestos” gurús a poner la felicidad como mantra de marketing digital.

Como menciona Queralt Prat-i-Pubill (Licenciada en Dirección y Administración de Empresas y MBA por ESADE Business School de la Universidad Ramon Llull (España) y Máster CEMS): si concebimos la felicidad como la belleza, el amor, o lo que tiene valor, vemos que es una apreciación cualitativa, axiológica, y concreta que no puede cuantificarse, porque el proceso de abstracción que permite que sea posible la cuantificación nunca puede plasmar esta calidad. Así, podemos explicitar dos procedimientos diferentes de conocimiento de la realidad, uno abstracto, que permite la cuantificación, porque excluye todo lo axiológico, y otro concreto, que es cualitativo y motivador, es decir, axiológico, que no se puede cuantificar. La pregunta por la felicidad es personal, y por tanto, cualitativa, subjetiva y basada en la comprensión que la persona posee de la felicidad, que a su vez viene determinada por la comunidad humana a la que pertenece el individuo. La respuesta no admite cuestionamiento por parte de nadie, ni del más experto, está por tanto, legitimada por el interlocutor, porque se refiere a su punto de vista personal y único.

Es cierto que esos estudios tienen hasta el aval de un premio Nobel, pero también hay muchos expertos en felicidad que consideran reduccionista algunas de sus hipótesis iniciales, pues la felicidad es personal. No existen países más o menos felices, sino que cada persona debe encontrar su felicidad en el sitio adecuado. No hace falta ser premio Nobel para comprobar que el ranking tiene tiene conclusiones claramente homófobas, pues antepone a países donde no se respetan los derechos humanos de los homosexuales frente a otros que sí.

Cómo Medir la Felicidad

Pero, ¿se puede medir la felicidad? La felicidad se puede medir a nivel personal, no es inapropiado decir algo como “hoy estoy más feliz que ayer”. Ahora bien en las organizaciones, la Felicidad no se Mide, se Gestiona. Por ello en Happiness Play ofrecemos un completo asistente personal para gestionar la felicidad con la mejor tecnología. Primero valoras tu felicidad, después seleccionas todo lo que quieras en la vida contando con un completo catálogo de gustos, y te marcas los cambios para ser feliz.
Contarás con la más absoluta confidencialidad, pues tus datos son confidenciales. Las organizaciones utilizan Happiness Play Pro para gestionar todo el proceso de la felicidad organizacional. Tendrás la vitamina para pasar de preocuparte a ocuparte y convertir la queja tóxica (queja sin sentido) en energía para la acción.

Las organizaciones saben cómo apoyar a gestionar la felicidad:

  • Utiliza un dashboard de la felicidad para analizar el clima laboral que apoyando a los colaboradores en todo momento.
  • Un completo sistema basado en la nube y perfectamente adaptado a distintos dispositivos. Un control individualizado para conocer el grado de compromiso que tienen los usuarios.
  • Y medición del clima con estadísticas completas para conocer las preferencias de los usuarios por distintos atributos (sexo, regiones, etc.) y realizar planes de acción.

 

No te dejes engañar con cursos baratos para ser emisario por una “supuesta” Universidad con el tema de Mide la Felicidad. La ciencia de la felicidad es un engaño que usan algunos para vender. Revisa algún mito de la felicidad y ¡comienza a abrir los ojos para ser un profesional con futuro!

Pin It on Pinterest

Share This