En Happiness Play seguimos trabajando muy intensamente para dar a conocer nuevos métodos al mundo del coaching. Herramientas para los coachs y difusión a las personas de todas las ventajas del coaching. Es una larga labor en la que ya llevamos cinco años y en la que consideremos que cualquier coach, después de todas las promociones que hemos realizado, nos conoce si no vive incomunicado.

Rueda de la vidaPero claro, es normal que la gente falta de ideas, quiera entrar en el mercado del coaching y lo primero que haga es copiar a otros. Y aquí encontramos a Don Francisco Javier Galán, que a través de su “Método A.C.C.I.O.N.” propone al lector sus propias experiencias para que puedan conseguir sus sueños. Hasta aquí no habría ningún problema, y le deseamos mucho éxito, porque tiene cosas bastante interesantes como los indicadores de la vida; y otras bastante pobres, como la rueda de la vida – áreas de la vida según el autor, en donde se “merienda” a la salud (la margina al simple y banal cuidado físico), o al ocio, o considera distinto el trabajo del desarrollo profesional. Se puede consultar una Rueda de la vida más completa. Personalmente recomiendo el libro a todo aquel que no desee una calidad alta y se entretenga con métodos diversos. Pero el que quiera un poco de seriedad y entender de verdad métodos de coaching, mejor puede dejar el libro en el mostrador, porque este libro está lleno de juicios constantes (Los 50 tips para que estés bien del final, no tienen desperdicio). Por cierto, tips, ¿no es un barbarismo?, juraría se dice consejos en castellano.

Ahora bien, veamos un momento la portada y reflexionemos sobre la siguiente pregunta, ¿cómo se llama este libro? “Auto-coaching Método A.C.C.I.O.N.“. Y lo que más destaca no es el Método A.C.C.I.O.N., sino el Auto-coaching. Pero un momento… ¿no habíamos dicho que Autocoaching® es una marca registrada y reconocida en el mercado?…  como bien he leído en alguna entrada de este blog. ¿Me estás diciendo que la editorial ESIC no sabía esto? Ejem, ejem, veamos unas peculiaridades:

  • La palabra Auto-coaching, no aparece a lo largo del libro (más allá de las solapas y la portada inicial), por lo que el autor no se refiere al nombre de su propio título (¡glup!).
  • Tampoco usa la palabra coaching más allá de su currículum en la solapa de cubierta. Supongo que el propio autor entiende que su libro, no es de coaching, es de “consejos enlatados”. Recordemos que el coaching no juzga, no dice lo que es bueno o malo, y sólo aporta métodos a las personas para que descubran su realidad.

Entonces, ¿si no habla de coaching (en teoría) ni de Auto-coaching?, ¿para qué ponen eso en la portada? Bueno, ESIC dice ser una escuela especializada en marketing, y en eso parece que funcionan bien, pero en este caso, a coste de aplicar métodos ilegales de explotación ilícita de marca.

Incluso avalan a un autor que menciona  ser un “Experto en Inteligencia Social, coach, conferencista…”, y que en cambio no sabe poner sus títulos, ya que indica ser “Certificado en Life Coaching por ICF, y todo coach que ha pasado por ICF sabe muy bien que las acreditaciones son ACC, MCC o PCC. Ya notifiqué a la comisión ética de ICF y este señor cambió su página web, porque evidentemente, no tiene ninguna acreditación válida por ICF.

A ver… algo me falla, ¿qué hace una organización como ESIC que se supone una reputada escuela de negocios detrás de todo este embrollo? Una organización que además está avalada por la “Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Padres reparadores)”.

¿Verdad que es una vergüenza? Pues con estos trompicones de la crisis parece que ya no queda ética en ninguna esquina.

Pero, ¿habéis hablado con ellos? ¿Les habéis planteado el tema? Pues me temo que demasiado. Tras recibir un e-mail de Manuel Seijó de Aecop (¡Gracias Manuel!), personalmente llamé al autor (que nunca me ha devuelto la llamada) y a la editorial. Con la editorial hablé de las mejores formas posibles, explicándoles que había una propiedad intelectual que estaban violando y que retiraran de la mejor forma posible los libros. Que entendía que habría sido algún despiste y que trabajáramos de forma conjunta para no interferir en el segundo libro que sacamos ahora con la editorial LID “Autocoaching para despertar”. Después de unas semanas de “dar largas”, pasé el tema a mis abogados. Todo sea dicho, ya me molesté algo cuando al comprar el libro para preparar la querella, me encuentro lo descrito anteriormente de que no hacen uso de Auto-coaching nada más que en la portada para beneficiarse del tirón comercial de nuestra marca.

Los responsables de la Editorial ESIC con los que hemos tratado, han demostrado una arrogancia suprema, un ejemplo de ignorancia de derecho mercantil abrumadora, y una clara mala fe con este asunto. Tras unas siete semanas, cuando ya se había generado un gasto de abogados para desarrollar la querella, es cuando ya se dan cuenta que les resulta mejor retirar los libros… y claro… nada de indemnización (vamos, que han hecho cientos de e-mailings creando confusión, y beneficiándose de nuestra marca, y ahora… ¡aquí no ha pasado nada!… además del coste que implica haber involucrado a los abogados).

Bueno, quizás la primera o segunda semana tenía actitud de buscar una solución. Entre compañeros es lo normal, y un despiste lo puede tener cualquiera. Pero claro, ahora hasta parece que me llaman tonto y se van al registro a pedir la marca:  “AUTO-COACHING METODO A.C.C.I.O.N.” (clase 16), como la ” Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Padres reparadores)”. Por muy Sacerdotes o congregados que estén, no pueden registrar esa marca que choca directamente con la nuestra. Pero el hecho de intentarlo, es porque no quieren aceptar la realidad que ya les planteé desde el primer día: “Autocoaching® es una marca registrada”, y tenemos un departamento legal que se encarga de proteger nuestros intereses. Así que se ha interpuesto una querella penal por delito de consumación anticipada y explotación ilícita de marca ante la violación de propiedad intelectual de la marca Autocoaching®. Por cierto, ya tenemos precedentes que hemos ganado, así que si a alguna persona se le ocurre la misma idea, que por favor no quiera perder dinero, primero que llame para buscar sinergias y colaborar conjuntamente.

Nosotros por nuestro lado, nos dedicamos a lo que nos gusta, que es acercar el coaching de calidad a las personas. Mientras otros, que se entretengan con nuestros abogados (Canales y Asociados y Falcón y Asociados que son realmente buenos) y que consideren mejorar sus socios en asuntos tan serios como el coaching.


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft.


Pin It on Pinterest

Share This